Los pueblos de indios en la Nueva España, siglo XVIII. El impacto de las reformas borbónicas

$ 450.00 MXN

4 artículos
local_shippingCostos de envío
País
Estado
Ciudad
Código postal
Descripción

Los pueblos de indios en la Nueva España, siglo XVIII. El impacto de las reformas borbónicas
Autora: Margarita Menegus Bornemann
ISBN 9786073037402

Páginas: 292

Ancho: 15.5 cm

Alto 23 cm

Profundidad: 1.9 cm

Peso: .320 kgs

El virreinato de la Nueva España era un territorio inmenso compuesto por una diversidad de culturas nativas e igualmente diversas entre sí. Esto dio pie a la formación de una multiplicidad de estructuras agrarias.  Las normas dictadas desde el Consejo de Indias, si bien para el siglo XVIII eran uniformes y aplicables a todo territorio, impactaron de manera muy diversa a las distintas regiones. Dicho lo anterior, el objetivo de este libro es dar cuenta de manera comparativa cómo la política de la corona, en esos años conocida como las reformas borbónicas, produjo resultados muy desiguales entre los pueblos de la Nueva España. Asimismo, este ejercicio nos revela que dichos resultados diferenciados se presentaron por la existencia de estructuras agrarias muy diversas. Para ello analiza y compara principalmente tres regiones para mostrar esta diversidad: el centro, representado por los valles de México y Toluca, la Mixteca oaxaqueña, y la región de Guadalajara y Zacatecas. Claro está, que estos tres ejemplos son sólo una muestra pequeña de las diferencias regionales.

El libros se divide en dos partes; la primera aborda la política general dictada desde la península por la nueva dinastía gobernante, los Borbones, para los pueblos indios. Es importante destacar que las reformas borbónicas impactaron tanto el gobierno civil como el eclesiástico, en virtud de que el rey era patrono de la iglesia en América. La segunda parte del libro, se enfoca más hacia los aspectos meramente económicos que impulsaron los Borbones y que en buena medida fracasaron. El intento de implementar el pago de alcabalas a los naturales de la tierra, quienes durante todo el periodo colonial habían estado exentos de dicho impuesto, la economía indígena y su relación con el mercado colonial, y por último, la política de supresión del repartimiento forzoso de mercancías, práctica instaurada desde fines del siglo XVI.